13.12.05


Muestra en Alianza Francesa Rosario


Muestra en Alianza Francesa Rosario

Una cámara en la cueva de Altamira

"Diego Fidalgo y Marcelo Vera son los autores de"Bancarrota", un relato fotográfico sobre el tramo de la historia que empezó a gestarse a fines de 2001 y que centra su mirada sobre cómo se veían los enclaves bancarios de Rosario y Buenos Aires. Parte de esa serie de fotos se mostró en la sede local de la Alianza Francesa y al recorrerla, cierto halo fantasmagórico se apodera del archivo de imágenes del espectador. Sin embargo, las fotos fueron tomadas no hace mucho, en el invierno de 2003.
El corralito, diseñado por el entonces ministro de Economía Domingo Cavallo, arrancó la bronca de una clase media que vio sucumbir sus aspiraciones. Los bancos recibieron la bronca de ahorristas durante meses, años.
Pero en las fotos no hay gente. "Son como cuevas de Altamira, rastros", dicen los autores. Sólo se exhiben los bancos "intervenidos" por el reclamo de la gente que bramaba por su dinero. Casi todas las fotos mostradas tienen un plus: pequeñas imágenes agregadas en los márgenes. Son "tipitos" recortados de un antiguo libro de magia donde se ven las hábiles manos de un mago robando una billetera, jugando con billetes. Recurso, al fin, que cierra una sutil fuga hacia lo retrofuturista. Esa realidad que se acerca, se esfuma y sobre la cual se sospecha que puede volver a aparecer. ¿Será magia?..." Lisy Smiles
SEÑALES (La Capital) Domingo 11 de diciembre de 2005.
nota completa en:

24.11.05


Bancarrota / 003


Bancarrota / 002


Bancarrota / 001

15.11.05

BANCARROTA

Cuando el espacio público recupera la potencia del grito, el gesto político desfigura las texturas de las fachadas urbanas. Enmudecidos, fortificados de lata y metal sin valor, los grandes íconos de nuestro sistema financiero se ven expuestos a la embestida de una multitud indignada. Un diálogo imposible. Los imponentes edificios revisten sus cuerpos con armaduras insólitas, se esconden impunes tras las láminas del silencio y la indiferencia.
Pero la expresión de disgusto inventa su soporte, recrea el paisaje imprimiendo agujeros, tajos en una fortaleza estéril. Frente a la inercia de los flujos económicos, inscribe cortes, discontinuidades, interpelando y poniendo en cuestión la causa “heterónoma” del malestar cotidiano.
Las paredes delatan movimientos, presencias, voces colectivas en un escenario ya vacío pero desde entonces transfigurado. Franquear la máscara, pintar la furia, trazando líneas negras en el mapa de lo instituido.
Paola Gracioli

.......................................................................................................
.
Este ensayo pudo verse en la sala de exposiciones de la Alianza Francesa Rosario, San Luis 846, entre el 28 de noviembre y el 8 de diciembre de 2005.
Bancarrota volverá a mostrarse en el 2006.
.
.......................................................................................................
.
Diego Fidalgo (fotógrafo, realizador audiovisual)
.
Marcelo Vera (diseñador gráfico, ilustrador, flaneur, sujeto moulinex, ente gánico)
.
.......................................................................................................
.
Agradecimientos: Federico Terranova y Fernando Canabal.